«¡Seréis mis testigos!»

Domingo Mundial de las Misiones -DOMUND-

 

«¡Seréis mis testigos!»

-¡nos lo dice Jesús!

 

Hoy celebramos el Domingo Mundial de las Misiones -DOMUND-, que siempre es una llamada a una mayor sensibilidad por la misión y un acicate que nos desinstala de nuestras comodidades y nos invita a superar ciertas inercias que nos paralizan. Nos lo dice con insistencia el papa Francisco: «cada cristiano y cada comunidad discernirá cuál es el camino que el Señor le pide, pero todos somos invitados a aceptar este llamado: salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio.» (EG 20). Hoy es un día especial de plegaria por la causa misionera y para cooperar con ella compartiendo nuestros bienes para que los más pobres reciban el Evangelio de palabra y con gestos concretos de solidaridad fraterna.

La misión que la Iglesia ha recibido de Jesús abraza a todos sin ningún tipo de discriminación. Por ello, tanto los bautizados como cualquier persona de buena voluntad podemos abrir los ojos y nuestro corazón y hacerlo misericordioso, es decir abierto a la miseria que tantos hermanos y hermanas padecen por doquier. No colaboramos con la misión, sino que somos parte viva y activa de ella, trabajando en comunión y con actitud sinodal, caminando juntos. Debemos tener bien presente que el encargo nos viene directamente de Jesús cuando dice a sus discípulos: «seréis mis testigos» (Ac 1,8). Debemos ser conscientes de que desde el primer momento somos enviados a predicar el Evangelio y a dar testimonio con la palabra y la vida, que somos la anilla de una cadena que con más de veinte siglos no se ha roto y se mantiene fuerte y sólida por la fuerza del Señor y por la entrega diaria de los que lo viven cada día.

Lo escribí en mi Carta pastoral justo antes de la pandemia y lo hemos comentado muchas veces: «Mallorca es tierra de misión», pero eso no quiere decir que no tengamos que ir a tierras lejanas a anunciar a Jesús y ser allí sus testigos, como muchos de nuestros conciudadanos siendo misioneros entre los más pobres. En estos momentos son más de cincuenta -entre sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos y laicas- los que están presentes en los diversos continentes. Para ellos y ellas, quiero decir con las palabras del papa Francisco: «Quiero recordar y agradecer a tantos misioneros que han gastado su vida yendo más allá». La misión yendo más allá se fortalece en la medida que nos proponemos todos ser misioneros aquí, en nuestra tierra, que tanta necesidad tiene de un anuncio lleno de ardor evangélico y de un testimonio valiente. Últimamente, el Sínodo nos ha implicado mucho en ello.

Sants del dia

08/02/2023Sant Jeroni Emilià, santa Josefina Bakhita, sant Esteve abat.

Campanyes